Asertividad

¿Quién no se ha arrepentido por no haber dicho lo que pensaba? ¿Quién no se ha sentido dolido por un agravio? ¿Quién no ha tenido miedo de enfrentar a otras personas? Estas 3 simples preguntas reflejan nuestro nivel de ASERTIVIDAD. Tres respuestas afirmativas demuestran un bajo nivel de Asertividad. Situaciones como las descriptas son un golpe bajo a nuestra autoestima y autoconfianza. Y no está mal, dado que no se nos enseña a cultivar esta habilidad. Sencillamente, podemos decir que asertividad es el punto medio entre la agresividad en un extremo y la sumisión en el otro.

Asertividad es sinónimo de autorrespeto. Y respetarse es un aprendizaje. Solo cuando somos asertivos logramos tener mejores vínculos personales, somos más eficaces en nuestros trabajos y en la consecución de nuestras metas.

La asertividad incluye una serie de herramientas, entre las cuales podemos citar:
• Aprender a decir NO con sabiduría.
• Aprender a expresar un desacuerdo.
• Aprender a manifestar nuestro propio punto de vista.
• Aprender a ser independiente de la buena o mala
  opinión ajena.
• Aprender a ser objetivos y reales con nosotros mismos.
• Aprender a cultivar un diálogo interno más saludable.

Duración del Seminario
4 encuentros de 2 horas de duración cada uno, llevándose a cabo uno por semana.

 
 

   
   
   
   
   
   
   
Si no visualiza correctamente esta página, debe descargar Flash Player.

Diseņo Web: Ceylon Studio