Meditación de Sonido Primordial

El Dr. Deepak Chopra ha desarrollado la "Meditación de Sonido Primordial"  que ha sido estudiada científicamente. Los informes reportan que puede ayudar enormemente a reducir los altos niveles de estrés, balancear la presión arterial, modificar fobias y pánicos, y fortalecer la autoestima de las personas. La emergencia de emociones positivas que aparece con la práctica de esta Técnica, puede deberse, según aseguran los neurocientíficos, a que la meditación fortalece los circuitos neurológicos que calman una parte del cerebro que actúa como disparador del temor y la ira.

Esta técnica se recomienda especialmente personas que padecen: hipertensión arterial, fatiga crónica, migrañas, insomnio, inestabilidad emocional, ansiedad, así como también a aquellos que poseen conflictos con su autoestima, dificultad para vincularse con los demás y personas que no han superado experiencias dolorosas de su pasado (que les generan sufrimiento). El uso del Sonido Primordial sistemáticamente nos permite alcanzar niveles de calma y serenidad cada vez mayores, por lo cual es reconocida científicamente como una de las mejores técnicas naturales para controlar el estrés. Nos ayuda a aumentar nuestros niveles de energía personal, creatividad y consciencia. El propósito de la misma es enriquecer nuestra experiencia de vida, despertando un cambio radical y positivo sobre nosotros y el mundo que nos rodea.

Cuando eres iniciado en la Técnica de Sonido Primordial, recibes en forma personal el "sonido", que había en el Universo en el momento de tu nacimiento. Para ello es necesario cumplimentar en el momento de la inscripción los siguientes datos:
• Día, mes, año y hora de tu nacimiento.
• Lugar de nacimiento.
(quienes no conozcan la hora exacta, deben mencionar acontecimientos trascendentes en sus vidas, para que se pueda calcular su Sonido).

Estos datos son enviados a Chopra Center for Well Being, California, USA, donde se calcula el Sonido Primordial de cada postulante a la iniciación en la Técnica. Es claro comprender que cada individuo posee un Sonido particular. Y ésta es la razón, que ha demostrado el claro éxito de la misma.

Las Iniciaciones estarán a cargo de los Instructores en Meditación de Sonido Primordial, Liliana Venerucci y Diego Morlachetti, formados en Chopra Center.

Duración del Seminario
3 encuentros. El Sonido Primordial se aprende a través de un encuentro personal con el Instructor, y dos encuentros grupales. Se llevan a cabo en dos días consecutivos.

Modalidad de la Iniciación
1er encuentro grupal: El Dr. Chopra, a través de un video exclusivo, relata información de manera magistral acerca de la Meditación de Sonido Primordial. Además, se entrega un cuadernillo, escrito también por el Dr. Chopra, con todas las consideraciones necesarias para lograr una práctica exitosa.
Duración: 3 horas.

Iniciación Personalizada: Cada participante recibe de su Instructor, de modo individual, Su Sonido, que ha sido especialmente calculado en Chopra Center, previa inscripción y datos específicos.
Duración: 40 minutos.

2do encuentro grupal: En esta oportunidad los asistentes ya comienzan a compartir sus experiencias, a partir de lo experimentado con su Iniciación. Nuevamente, el Dr. Chopra expone magistralmente los cambios que se operan con esta práctica, en un video donde relata el camino de la consciencia y los siete estados que recorre un meditador, que reflejan el modo en que el sistema nervioso evoluciona. Muy motivador, anima a los iniciados en su futura práctica.
Duración: 3 horas.

Información acerca de la Meditación
El interés de los científicos por la meditación comenzó hace ya algunos años. En las décadas de los 60 y los 70 se había demostrado que el uso de estas técnicas proporcionaba una extraordinaria concentración. Un profesor de medicina de la Universidad de Harvard (EEUU), Herbert Benson, a través de sus investigaciones llegó a la conclusión de que la práctica milenaria contrarresta los mecanismos cerebrales asociados al estrés.
En esta aventura se embarcaron eminentes investigadores de numerosas instituciones. Uno de los más activos en los últimos años ha sido Richard Davidson de la Universidad de Wisconsin, en EEUU. Sus trabajos no sólo se han hecho famoso por contar con un Nobel de la Paz como sujeto de experimentación, sino porque los resultados aportan datos interesantes y sorprendentes sobre la práctica milenaria. «Nuestros resultados indican que la meditación tiene efectos biológicos. Produce cambios en el cerebro asociados a emociones más positivas y mejoras en la función inmune», dijo a SALUD el investigador. Daniel Goleman, autor de numerosos libros sobre inteligencia emocional y de 'Emociones destructivas' fruto del encuentro del Dalai Lama con los científicos, explicó a este suplemento que «lo importante es que la meditación cambia la base de las emociones» y añadió que los resultados de los experimentos «tienen importantes implicaciones para la gente a la hora de valorar sus beneficios».
Los estudios neuronales demuestran un incremento de actividad en el lóbulo frontal izquierdo, que es la residencia de las emociones positivas. Al mismo tiempo se reduce el funcionamiento de la región derecha. Probablemente se preguntará en qué cambia esta realidad cerebral la vida diaria, pues bien los neurocientíficos han observado que las personas que emplean más la zona izquierda tardan menos tiempo en eliminar las emociones negativas y la tensión que pueden provocar, por ejemplo, un atasco o una discusión con el jefe. Este desequilibrio entre los hemisferios conlleva también una reducción del miedo y la cólera.
Las investigaciones en los monjes con años de experiencia en la meditación indican que éstos tienen una actividad significativamente mayor en el lóbulo izquierdo que las personas que no practican esta técnica. La duda que se planteaba en los estudios con monjes fue si sus cerebros ya eran de partida diferentes y por ello, los hallazgos resultaban tan llamativos. Para resolver el dilema, Davidson y su equipo decidieron investigar con personas de la calle sin experiencia alguna en las técnicas de meditación.
Los resultados confirmaron que no es necesario ser un consumado meditador para disfrutar sus beneficios y que el cerebro de los monjes no era la causa de las observaciones. Los individuos que practicaban regularmente habían desarrollado, al igual que los religiosos, mayor actividad en el lado izquierdo del lóbulo frontal. Sin embargo, las excelencias de la meditación no se quedaron ahí porque los científicos comprobaron también en este grupo de voluntarios que el sistema inmune de aquellos que se habían entregado a la exploración interior era más potente que el de sus compañeros.
Las posibilidades de la meditación están todavía por explorar. Davidson y su equipo tiene en marcha un trabajo con pacientes depresivos, «del que aún no tenemos resultados». Sin embargo, John Teasdale de la Unidad de Ciencias Cognitivas y del Cerebro en Cambridge (Reino Unido) ya dispone de datos. Este investigador ha encontrado que la combinación de meditación introspectiva con terapia cognitiva reduce a la mitad las recaídas de los pacientes depresivos crónicos.
En el Centro Clínico Essen-Mitte, en Alemania, los médicos han empleado durante cinco años un programa de meditación introspectiva antiestrés diseñado por Jon Kabat-Zinn, un investigador de la Universidad de Massachussetts y autor de numerosos libros sobre este tema, en casi 3.000 pacientes con todo tipo de patologías entre las que se incluye el cáncer. La experiencia no se planteó como un ensayo clínico, de modo que no existen datos objetivos de los resultados, pero los facultativos observaron que la mayoría de los individuos experimentaba mejorías significativas en su enfermedad.
Hasta aquí algunos de los potenciales usos terapéuticos o preventivos de la meditación. Sin embargo, tanto el planteamiento budista como el de otras tendencias orientales en las que se emplea regularmente esta práctica va más allá. Su uso está asociado a un cambio de percepción de la realidad y a estimular los procesos de conciencia, algo que también interesa extraordinariamente a los científicos y que Goleman define como «conocimiento» de la existencia.
Los investigadores de la Universidad de Madison, Wisconsin, pusieron de manifiesto, por primera vez, que la meditación podría inducir modificaciones cerebrales duraderas en los que practican con experiencia.
"Imaginémos el cerebro como una orquesta de jazz donde cada músico toca un instrumento diferente para conseguir una pieza coherente", propone la investigadora Antoine Lutz, doctora en neurologías cognoscitivas, responsable de la investigación. "Las distintas regiones del cerebro se especializan en algunas funciones como las emociones, el gusto, el olfato, la memoria..." Deben sincronizarse entre ellas, como los músicos de jazz lo hacen cuando improvisan. La presencia de ondas gamma refleja la coordinación a través del cerebro de estos distintos módulos."
Estos resultados ya abren perspectivas de aplicación en ámbitos como:
* problemas de déficit de atención
* de ansiedad
* envejecimiento neuronal.
"En los Estados Unidos la meditación diaria se utiliza en 200 hospitales para la gestión de la tensión. Por ejemplo en las fases terminales del cáncer ", señala Antoine Lutz.
Por todas estas razones (que sólo son algunas de las tantas demostraciones acerca de los beneficios de la práctica de una buena técnica de Meditación), es que recomendamos meditar, considerando la Meditación de Sonido Primordial una herramienta excelente estudiada cientificamente.

 
 
 

   
   
   
   
   
   
   
Si no visualiza correctamente esta página, debe descargar Flash Player.

Diseño Web: Ceylon Studio